“LA SOMBRA DEL VIENTO”, de Carlos Ruiz Zafón.

La Sombra del Viento

¡¡Buenos días, viajeros espaciales!!

Después de estas fechas tan convulsas en las que las comidas prohibidas se han mezclado con licores insólitos y paseos interminables entre la muchedumbre de los centros comerciales (yo apuesto por los del centro urbano, los de tiendas pequeñas y gente del barrio), puedo volver a vosotros para ofreceros mi feroz crítica de una novela que leí hace unos meses: La Sombra del Viento, de un para mí desconocido Carlos Ruiz Zafón. Una gran obra literaria. ¿Quieres saber por qué? Pues al lío…

La primera vez que a mis delicados oídos llegó el nombre de esta obra y este autor no le hice mucho caso, la verdad. En aquellos tiempos, la obra no gozaba del estatus de “best seller” al uso, y solo gozaba de buenas ventas y un excelente boca a boca (lo que debería ser suficiente para darle una oportunidad), pero yo andaba enfrascado en la deliciosa lectura de un tomo de nombre extrañamente parecido: El Nombre del Viento. Fantasía moderna creíble con una prosa de locura. Pero no es el libro que nos ocupa hoy.

Al final, después de muchas dudas, decidí atacar la novela sobre la que tan bien hablaba todo el mundo. Eso sí, y como siempre procuro hacer: virgen en la lectura. Ni una sinópsis, ni una crítica leída entera, ni nada de nada. Así que me puse y, ¡oh, sorpresa!: va de libros. Y además de corte fantasioso. La serie de libros de Carlos Ruiz Zafón (van tres, aunque parece que no es necesario leerlos en orden) se llama, y esto no es spoiler, El Cementerio de los libros olvidados, y eso es lo primero que se ve en el libro: el susodicho cementerio. Un título y un comienzo que, a mí como escritor, me atrapó irremediablemente desde la primera página.

De la historia, como siempre, no quiero decir nada. La virginidad a la hora de afrontar una obra de ficción me parece capital, y ya he dicho suficiente desvelando el nombre de la “saga”. Pero de la prosa sí que puedo decir, y bueno. Para empezar, Carlos Ruiz Zafón, al igual que otros autores como George R. R. Martin, ha pasado por el tortuoso mundo de los guiones, hecho que parece dotar a los escritores de mundos de una capacidad inhumana para construir personajes con apenas un esbozo y una rápida frase. Personajes, los de La Sombra del Viento, que gozan de una solidez encomiable, y donde cada uno de ellos es visualizado con todo lujo de detalles y, se quiera o no, empatía (para lo bueno y para lo malo). Unos personajes al servicio de una historia de libros, libreros y escritores donde lo fantástico y lo real se dan la mano de una manera que te hace dudar, desde un primer momento, qué tipo de libro estás leyendo, y que también te hace avanzar con ávida rapidez por sus párrafos, deseoso de desvelar qué está pasando.

Así pues, La Sombra del Viento es un excelente libro apto para todo tipo de público literario: novel, experto, de fantasía, de ciencia ficción, de best sellers, juvenil, etcétera. Un libro que lanza al mundo una prosa ágil, ocurrente y adictiva. Una prosa que abraza a unos personajes bien identificados y diferenciados. Unos personajes que escupen diálogos correctos, creíbles y nunca sobrantes. No sé que pasará con los siguientes libros, pero sí se que este libro ha conseguido engancharme desde un principio y robarme más de una hora de dulce suelo. Un obra, en definitiva, más que recomendable: imprescindible.

TÍTULO: La Sombra del Viento (2001).

AUTOR: Carlos Ruiz Zafón.

PÁGINAS: 575.

EDITORIAL: Planeta.

ISBN: 9788408043645

5 comments

  1. El segundo libro más horrible que he ledio en mi vida. El primero fue “Marina”, del mismo autor, y que un desaprensivo tuvo a bien regalarme

    1. Interesante. Con este comentario y el de Danza de Dragones, me interesa mucho saber cuál es tu libro favorito (o uno de ellos). Siento mucho no acertar en cuanto a tus gustos con las reseñas que hago.

      Saludos, ¡y gracias por comentar!

  2. Todos los libros de Ruíz Zafón están plagados de errores (ortográficos, sintácticos, léxicos, de puntuación); saltos en el tiempo (una noche dura tres años), anacronismos, incongruencias y, además, de descripciones pseudopoéticas terriblemente cursis… ¿Algo que objetar, señor Crítico Pagado?

    1. ¡Yuhú! Ya pensé que no iba a tener polémica en este blog… Por partes:

      1· Si el libro realmente tiene errores de puntuación (yo no los he visto) y otros referidos a la gramática, la culpa no es del escritor, sino del corrector. Los escritores no suelen escribir perfecto, más bien lo contrario. Por ejemplo, uno de los famosos, famosos (García Marquez o similar, no me acuerdo de quién exactamente), ha reconocido en varias ocasiones que él escribe fatal, y que sin correctores no podría editar jamás. Y esto, confirmado por los correctores, siempre de buen rollo. Hay entrevistas, miles, que desvelan este secreto profesional: puntuación final = correctores; escritores = campo de gazapos. Yo incluido, faltaría más.

      2· Lo siento, pero no vi saltos en el tiempo. Y que una noche dure, literariamente, tres años, no es un salto en el tiempo. Hay libros que manejan mucho peor la percepción del tiempo. Una vez, incluso me hablaron de uno que consistía en las reflexiones de un hombre que acaba de recibir un disparo y que moría en segundos. Y eso, contado en cientos de páginas.

      3· Lo de las descripciones cursis, correcto. Para gustos, colores, y entiendo que se puedan interpretar de esa manera. Yo he leído casos más extremos, pero se puede entender que a alguien le parezcan cursis.

      4· Ay, amiga… Cómo te ha sobrado esa última pregunta con sentido hiriente. Pero no soy yo quien se meta con tu educación, claro. Bastante tengo con lo mío. Y por no hacer un quinto punto: ¡¡Qué más quisiera ser un crítico pagado!! Sería más feliz que una perdiz; una perdiz de esas que no son comidas en los finales felices de cuentos de hadas, claro. Pero me temo que todavía mi nivel no ha llegado a tales esferas de ganancia económica. ¡Pero gracias por pensar que sí! Además, sólo una vez he obtenido beneficio alguno con el blog. Fue con El Mapa del Cielo, de Félix Palma. Random House tuvo a bien de mandarme una copia anticipada para poder reseñarla. Si te lees la reseña () verás que ya menciono el regalo, la presión de que no me gustara y el feliz resultado. Lo que lea, lo reseño sinceramente, y eso la gente que me sigue lo sabe. De hecho, un amigo ha editado un libro y no me lo ha dado para reseñar, el muy cobarde…

      ¡Y gracias por comentar! Prometo avisarte cuando sea un crítico pagado. Y gracias de nuevo por subirme el ego al pensar que lo era. Más maja…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s