“LA TORRE OSCURA”, de Stephen King.

VII La Torre Oscura

¡¡Buenos días, viajeros espaciales!!

El valiente lector que se atreva a leer esta reseña se encontrará con una entrada más larga de lo habitual, pues además de ser La Torre Oscura una saga de siete libros (como siempre, al final del post encontraréis las portadas e info), mucho hay que decir de ella, además de que el señor Stephen King, enfermo de la cabeza, ha creado toda un mundo literario (este que nos ocupa) sobre el que giran decenas de obras suyas. Así que me remango pese al frío, tomo aire, hago memoria y…

Vayamos primero con la saga en sí. Consta de, como he dicho anteriormente, siete hermosos y densos libros (reeditados a partir de 2003 con correcciones y material añadido por el propio autor): La Hierba del Diablo (reeditado como El Pistolero), La Invocación (reeditado como La Llegada de los Tres), Las Tierras Baldías, La Bola de Cristal (reeditado como Mago y Cristal), Lobos del Calla, La Canción de Susannah y, para cerrar, La Torre Oscura. La saga la concibió uno de los mayores genios mundiales de esto de escribir letras. Te puede gustar más o menos, pero sería injusto obviar la calidad que imprime Stephen King (sobre todo a la hora de construir personajes) y su asombrosa capacidad (muy a la par con la de otro genio que abordaré en futuras críticas, como es Isaac Asimov) para escupir novelas con una frecuencia de locos. Incluso al principio de su carrera, su editor vio como un problema el volumen de libros que su recién protegido le mandaba, así que, temeroso de saturar el mercado, ciertas obras fueron editadas bajo el seudónimo de Richard Bachman. Un portento, sin duda.

Pero volvamos a la obra magna de Stephen King. Si obviamos el lapso de tiempo entre algunos libros de la saga (tardaron en escribirse nada más y nada menos que 22 años, con los consecuentes cabreos de los fans), estos libros que nos ocupan desarrollan su trama en diferentes tiempos y realidades, lo que dota al conjunto de la obra de un dinamismo agradecido que evita un posible “aburrimiento” ante la lectura de tantas y tantas páginas en un mismo escenario. La Torre Oscura (como saga) comienza el viaje de manera magistral, con una frase que ya hoy día ha pasado a los anales de la historia literaria, y dice así:

“El hombre de negro huía a través del desierto, y el pistolero iba en pos de él”.

Sí, pistolero. Y es que el protagonista principal de esta monstruosa historia es una tal Roland Deschain, también llamado Rolando Deschain, Roland de Gilead o Roland de Galaad (perdonad que ceda al frikismo en este punto). Roland se mueve en un mundo que bebe descaradamente de las grandes historias del oeste, con áridos páramos, ciudades con casa de madera y un linaje, el suyo propio, de pistoleros concebidos y entrenados para vagar el mundo con mayor o menor fortuna. Permitirme que ponga ahora un extracto de una de las “máximas” que todo pistolero tiene grabado a fuego en la mente:

“No apunto con la mano; aquél que apunta con la mano ha olvidado el rostro de su padre… 
Apunto con el ojo. 
No disparo con la mano; aquél que dispara con la mano ha olvidado el rostro de su padre… 
Disparo con la mente. 
No mato con mi pistola; aquél que mata con la pistola ha olvidado el rostro de su padre… 
Mato con el corazón.” 

Si hay alguien por aquí que haya leído la obra, seguro que ahora mismo tiene los pelos de punta. Pero sigamos…

En La Torre Oscura, nuestro pistolero protagonista (el último que queda) llamado Roland Deschain tiene una misión; una obsesión visceral y a la que no puede decir que no, por mucho que en ocasiones carezca de sentido alguno: debe encontrar La Torre Oscura, elemento fundamental del universo creado por Stephen King y que mantiene, por así decir, el mundo y sus realidades unido. Por supuesto, todo es mucho más complejo, pero mejor que el lector lo descubra a lo largo de las páginas.

Para tal tarea, Roland irá reuniendo un ka-tet, que es la manera que tienen los pistoleros (y la realidad de la que vienen) de llamar a lo que por estos lares sería una pandilla, pero con vínculos mucho más fuertes y complejos que los de cualquier relación establecida en esta nuestra realidad. Como en todas las obras del llamado Rey del Terror, los personaje de la saga gozan de una profundidad y personalidad envidiables. Juntos, Roland y su ka-tet viajarán por el extenso mundo del pistolero (y otras realidades, como la nuestra), enfrentando peligros, sorpresas (sobre todo para el lector) y conflictos que, sumados a la excelentísima ambientación, harán de la lectura de La Torre Oscura una experiencia del todo satisfactoria, ya te guste el género que te guste.

Y hablando de géneros… Se puede encasillar a La Torre Oscura como fantástico de terror con toques del oeste, pero como he dicho antes, la variedad de los libros (en cuanto a ambientación y trama) dotan a la saga de una mezcolanza de estilos que seguro satisfará a cualquier lector.

Y fijaros si el universo creado por Stephen King es complejo y basto (hay incluso una serie de comics de bella factura que cuentan los inicios de Roland y su ka-tet original), que muchas de sus novelas están ligadas a la mencionada Torre y los habitantes que moran la realidad del pistolero Roland. Libros como Talismán y Casa Negra (que en realidad forman uno solo), de los que haré una feroz crítica en breve, o relatos como el de Las Hermanas Pequeñas de Eluria (que funciona a modo de precuela de la serie). Amén de, por mencionar algunos, Apocalipsis, El Misterio de Salem’s Lot, Insomnia o el afamado IT (Eso). Hay un esquema que lleva tiempo en la red en el que se puede ver una guía para leer toda la obra que gira alrededor de La Torre Oscura en el supuesto orden cronológico de acontecimientos. Si no has leído nada y quieres seguir esa línea argumental, busca la guía en Google que no es difícil de encontrar. Aun así, no pasa absolutamente nada por leer primero la saga que nos ocupa y luego los demás libros que giran en torno a ella, pues el hecho de las diferentes realidades y tiempos provocan que, un evento crónológicamente posterior a otro, no tenga forzosamente que ver en cuanto a realidad y personajes. Sé que puede sonar confuso, pero yo me entiendo. En algunos libros sí que hay correspondencia que es interesante seguir (como El Misterio de Salme’s Lot, que se puede leer antes de Lobos del Calla), pero en otros verás personajes comunes y nada más. La elección, faltaría más, es toda tuya, ávido lector.

Y creo que, de momento, no me dejo nada en el tintero. Seguiré criticando obras de King (sobre todo en torno a La Torre Oscura), así que si todavía no estás convencido (deberías) puedes esperar a ver que tal están las obras de su órbita.

Como resumen, y antes de la info: la vida de Roland Deschain contada en los siente libros de La Torre Oscura es una aventura pura por diferentes géneros literarios y ambientaciones que seguro hará las delicias de cualquier amante a las letras, con buenas tramas y subtramas y definidos personajes adorables y odiosos, todos al servicio de un único fin: el encuentro del pistolero con La Torre Oscura.

Difunde la palabra, ¡¡y buena lectura!!

PD: De Lobos del Calla solo he encontrado una portada decente de la edición americana, y del último no había ninguna a buena resolución con el nombre de Stephen King. Espero sepáis perdonar mi torpeza…

TÍTULO SAGA: La Torre Oscura (The Dark Tower, 1982 – 2004).

AUTOR: Stephen King.

PÁGINAS: El Pistolero (288 páginas) – La Llegada de los Tres (543 páginas) – Las Tierras Baldías (640 páginas) – Mago y Cristal (928 páginas) – Lobos del Calla (789 páginas) – Canción de Susannah (492 páginas) – La Torre Oscura (896 páginas).

EDITORIAL: Plaza & Janés (editado por Debolsillo en tapa blanda).

13 comments

  1. ¡Excelente crítica! La cita del “…rostro de su padre…” no deja indiferente a nadie, y menos a los que hemos leído la saga. Me ha vuelto a recordar los largos trayectos en metro que se antojaban demasiado cortos gracias al bueno de Roland y su Ka-tet.

    Por cierto, la composición de portadas que te ha quedado la firmaba seguro Andy Warhol!

    1. ¡Gracias por los halagos! La verdad es que con lo de las portadas estuve bastante tiempo… jejeje

      Y sí, La Torre Oscura está plagada de grandes momentos y frases épicas.

      See you around!!

  2. Empese a leer el llibro un agosto del año 2010 y lo termine si bien recuerdo en nov. de 2011.se los compre a mi hijo y termine leyendos yo.

    1. Es algo que suele pasar con este tipo de literatura que, a priori, parece para frikis y jóvenes hormonados de gustos raros, pero que cuando le mete mano un lector más “adulto”, no en el sentido literal, éste acaba descubriendo una gran historia que leer. ¡Y es que no hay que tener miedo a ningún libro! Están llenos de sorpresas…

      ¡Gracias por comentar, pupapupa!

  3. La terminé de leer el año pasado. Me tomé mi tiempo y la leí en algo más de un año. Es una genialidad de obra, es lo primero que leo de SK y muy seguro iré a por más.

    1. Si te ha gustado La Torre Oscura seguro que te gusta el resto, sobre todo los que tienen relación con ella. ¡Gran inicio en el mundo se Stephen King!

      Feliz lectura…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s