“DIEZ NEGRITOS”, de Agatha Christie.

Diez Negritos

¡¡Buenos días, viajeros espaciales!!

Otra obra literaria que no ha podido escapar a mis hambrientas fauces devora libros. En esta ocasión, le toca el turno a la novela de misterio más vendida de la historia, con unos 100 millones de copias vendidas hasta hoy. 100 millones… Pero en fin, vamos a destripar esta novela whodunit de la afamada escritora. ¿Que por qué utilizo palabras inventadas? Sigue leyendo y la luz se hará…

Primero, el estilo. Diez Negritos utiliza una forma de misterio literario denominada whodunit, palabra síntesis de la frase inglesa “Who did it?”, lo que en castellano del bueno viene a significar “¿Quién lo hizo?”. Se trata de un formato que todos hemos visto en mayor o menor medida: varios personajes inconexos y variopintos, un crimen o varios, ninguna pesquisa sobra el por qué, todos con algún motivo para hacerlo, etcétera. Generalmente el estilo viene acompañado de un un detective (Hñercules Poirot como máximo exponente), aunque en esta ocasión que nos ocupa, serán los mismos personajes los que deban resolver el puzzle que se les presentará.

He de decir que no había leído nada de Agatha Christie, pero esta novela (escogida por ser considerada de las mejores) me ha empujado a poner en mi lista otras obras afamadas de la escritora inglesa. Los motivos son sencillos: obras de extensión corta (para los estandares actuales de tochos de +500 páginas), prosa ligera y escasamente adornada que te centra en lo importante de la novela, crímenes inteligentes y resueltos al 100% y lógica, mucha lógica; nada de dejar cabos suelos y sacar de la chistera deducciones imposibles.

En el caso de Diez Negritos, todos los personajes recibieron una carta de un conocido que les instaba a pasar unos días veraniegos en la Isla del Negro, propiedad de un misterioso personaje desconocido, frente a las costas de Devon (sur de Inglaterra). Todos aceptaran, aunque el dueño de la isla, y la isla propia, cuentan con cientos de misterios e incógnitas que descolocarán a los protagonista. Sin más dilación, Christie se pone manos a la obra y desde que ponen un pie en la isla comienzan los misterios.

Como siempre, no diré nada de la trama en sí. Solo que el título está sacado de una canción infantil que tendrá mucho que ver con el desarrollo del argumento. Aunque sí que hay cosas que puedo decir. El misterio, por ejemplo. Debo reconocer que me mantuvo enganchado durante toda la novela, haciendo trabajar a mi mente en la resolución del mismo (hecho característico del estilo whodunit). ¿Quién lo ha hecho? ¿Será este? ¿El otro? A lo largo de la trama, y guiado por la prosa de Agatha Christie, el lector irá inclinando sus sospechas hacia uno u otro lado. He de decir en ese punto que no adiviné el desenlace. Sí tenía sospechas al principio, pero después cambiaron, ofreciéndome el final una satisfactoria resolución de un puzzle de aspecto imposible.

Y nada más. Que es una novela más que recomendable para el que le guste intentar anticiparse a los finales. Que la prosa es sencilla y ligera, exponiendo los hechos con soltura pero sin florituras, dejando que el lector pueda darle al coco todo lo que quiera. Y que el final es, por lo menos en mi caso, satisfactorio, dejando todos los cabos atados y bien atados. En definitiva, una alegría el haberme sumergido en este peculiar género con la obra Diez Negritos, de Agatha Christie.

Os dejo con los datos y la portada del 70 aniversario de la obra. Las nuevas ediciones no me gustan mucho, la verdad.

¡¡Difundid mi palabra y no dejéis nunca de leer!! Pero lectura de calidad, ¿eh?…

TÍTULO: Diez Negritos (And Then There Were None, 1939 – título actual tras Ten Little Niggers y Ten Little Indians).

AUTOR: Agatha Christie.

PÁGINAS: 224 (ambas ediciones).

EDITORIAL: RBA LibrosRBA Bolsillo.

ISBN: 9788498678925 (edición rústica) – 9788478718573 (edición bolsillo).

3 comments

  1. Siempre me ha dado un poco de pereza leer algo de Agatha Christie, pero tu crítica me ha dado el empujón que necesitaba. ¡Empezaré por este!

    Como curiosidad al margen de la parte literaria, estaba pensando que el título hoy día no sería considerado muy políticamente correcto, por lo que he investigado un poco y he visto que el título original en inglés, que coincide con el título en castellano, fue cambiado un par de veces según evolucionaba la sensibilidad de la época, primero a “Ten Little Indians” y finalmente a ” And Then There Were None”.

  2. Correcto. Pensé en mencionarlo, pero no tiene que ver nada con el libro en sí, y cambiarlo (el título) me parece una idiotez, la verdad. Pero claro, en estos tiempos y tiempas de conductas del lenguaje correctas, donde eres poco más que un dictador si al decir miembros no incluyes miembras y aberraciones similares, pues no me extraña nada…

    Volviendo al libro: se lee rápido y fácil, y siempre está bien ir pensando en qué pasará y porqué. No te arrepentirás, te lo aseguro. Y si lo haces, habrás perdido poco tiempo literario.

    ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s