¿Cuál es mejor, El Mapa del Tiempo o El Mapa del Cielo?

¡¡Buenas tardes, viajeros espaciales!!

Hoy me toca una de sandeces, y para ello he elegido una de las preguntas que más me hacen desde hace unas semanas. Por lo visto, los lectores están interesados en saber qué libro de Felix J. Palma es mejor, cuál merece más la pena leer e, incluso, cuál hay que leer primero. Pues bien, con el sosiego que da el paso del tiempo respecto a la lectura de una obra y con lo leído en las entrevistas a este maravilloso escritor español, voy a ver si puedo despejar un poco las dudas que podáis tener. Como siempre, mi intención es ayudar a decidir, y nunca decidir por los demás. Así que lee, reflexiona y elige…

Antes de nada, podéis leer las reseñas de ambos tomos en mi blog; la de El Mapa del Tiempo aquí, y la de El Mapa del Cielo aquí. En esta entrada solo intentaré de plasmar el poso que me han dejado ambos con el paso del tiempo.

Ahora, vayamos con una de las preguntas. ¿Cuál leer primero? ¿Hay que seguir el orden de publicación? No, no es necesario seguir el orden de publicación para introducirse en los mapas. De hecho, Felix J. Palma a repetido en varias ocasiones que si se empieza la lectura de este universo por el segundo, El Mapa del Cielo, la posterior lectura de El Mapa del Tiempo cobrará una dimensión diferente y, quizás, más rica. ¿Qué quiere decir todo esto? Pues que los tomos son individuales, aunque comparten marco y personajes, pero leer primero El Cielo hace que El Tiempo se convierta en una especie de “segunda parte” o apéndice, pues al terminar la lectura de El Cielo el lector se quedará con interrogantes que cerrar y con un “¿qué habrá pasado?” en la cabeza. Por decirlo de otra manera, El Tiempo se convertirá en una precuela donde se añadirá información, pudiendo entender El Cielo como la primera historia de este universo de Felix J. Palma. Un poco lioso, ¿verdad? Aunque una cosa hay que dejar clara: elijas el camino que elijas, ambos tomos serán sorprendentes y comprensibles, los conviertas en el primero o en el segundo. Así que es tu mano queda, querido lector, el elegir uno u otro. Yo, como escritor que soy, prefiero el orden cronológico de publicación, pues así puedo intentar adivinar la línea de pensamiento que llevó al creador de las obras a redactar un segundo tomo.

Ahora, a la pregunta principal: ¿cuál es mejor? Para responderla hay que tener en cuenta lo dicho en el párrafo anterior. Si has conseguido entender mis pobres palabras, podrás deducir que sería en parte injusto considerar los tomos por separado. Aunque las historias son independientes (obviando los personajes compartidos), El Mapa del TiempoEl Mapa del Cielo (más el tercer mapa en camino) deben considerarse como un todo; historias que no luchan por mejorarse, sino por complementarse, ampliando el universo creado por Felix J. Palma e introduciendo sorpresa tras sorpresa. Ambos contienen la misma cantidad, bajo mi punto de vista, de pasajes soñadores, de homenajes a las grandes obras literarias e incluso cinéfilas de nuestro tiempo, sobre todo de los orígenes, dónde soñar sin límitaciones estaba permitido y los lectores se dejaban guiar sin protestas por el relato, sin pensamientos del tipo “¡eso es imposible!”, y recurrían al niño que todos tenemos dentro para deleitarse con una bala disparada desde la Tierra que impacta en el ojo de la Luna, molesta por la intrusión.

Pero Poneletras, eso no responde a la pregunta. ¡Pardiez, cuánta razón tenéis! Perdonad mis desvaríos. No hay libro mejor que otro, lo siento. No en este caso. El Mapa del Tiempo cuenta con tres bloques bien diferenciados e hilados, y El Mapa del Cielo cuenta con una estructura más “mezclada”, aunque con partes también bien diferenciadas. La prosa es la misma; ligera, cercana y precisa, si es que estos tres atributos pueden ir juntos. Las historias están igual de bien elaboradas, con altas dosis de sorpresas y con una ambientación y acción fácil de visualizar, lo que es de agradecer en un libro. Y los finales son cerrados y satisfacctorios. Con todo esto, ¿qué nos queda? Pues unos libros que, escojas el que escojas para leer primero, te atraparán y te harán disfrutar como un enano (con todo mis respetos hacia ellos), dejándo en tu alma literaria un irremediable sentimiento de querer más; sentimiento en parte saciado con la lectura del segundo tomo, y a la espera del tercer Mapa.

Así pues, querido lector, lee primero El Mapa del TiempoEl Mapa del Cielo, pues ambos casos son placenteros. Pero no busques uno mejor que otro, pues son partes independientes de un todo; fragmentos de un mismo universo que, hasta ahora, se antoja incomparable con otras obras literarias. Tan seguro estoy de mis palabras como de que el tercer Mapa será como los anteriores: independiente a la vez que imposible de separar.

Y llegado el final, yo me pregunto: ¿cómo demonios lo haces, Felix?

5 comments

  1. La primera vez que oigo hablar de este autor la verdad.
    Muy bueno y de gran calidad tu blog te felicito.

    1. ¡Gracias por la felicitación! Pero no te dejes engañar, que el blog es bonico por la plantilla que tiene (el “tema”, si lo prefieres), y yo no la he hecho, solo la he elegido jejeje.

      Bromas aparte, gracias. Ya me siento recompensado en mi trabajo. Y si quieres darle una oportunidad a Felix Palma, en su página web tiene un par de relatos de muestra de dos antologías en las que aparece. Te dejo AQUÍ el enlace, por si te interesa.

      ¡Saludos!

  2. Me ha encantado esta entrada. He leído ambas novelas. Personalmente, recomendaría leerlas en el orden en que han sido publicadas. Sobre si una es mejor que otra, creo que están a la misma altura. Eso sí, he disfrutado más con “El mapa del cielo”. ¡Un saludo!

    1. ¡Gracias por comentar! Aparte de eso, no tengo nada más que añadir a tu comentario. Coincido en todo, sobre todo si fuese obligatorio distinguir entre volúmenes.

      ¡Un saludo!

  3. Me gustó más “El Mapa del Tiempo”, creo que no hay comparación en cuanto al desarrollo de la historia y a los desenlaces de las subtramas, que creo que es de lo que más me atrae del libro.

    Sobre el orden de lectura recomendaría, al igual que Jesús, leerlos en el orden de publicación. Puede que haberlos leído en este orden me quite objetividad pero creo que conocer a los personajes en el primer mapa mejora la lectura del segundo, y hacerlo en el orden inverso no haría el mismo efecto.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s