“EL TEMOR DE UN HOMBRE SABIO”, de Patrick Rothfuss.

El Temor de un Hombre Sabio

¡¡Buenas noches, viajeros espaciales!!

Al final, El Temor de un Hombre Sabio, la segunda parte de El Nombre del Viento, de la trilogía Crónica del Asesino de Reyes (cuantos nombres, ¿eh?) me lo he “ventilao” antes de lo que pensaba. Y es que estos libros de Patrick Rothfuss se leen como se bebe el agua tras una caminata por el desierto. Así que pasa, querido lector, siéntate junto al fuego sin temores y ponte cómodo, pues esta reseña, aun siendo una segunda parte, irá sin spoiler alguno, ya sea del primer libro o del segundo. Difícil tarea, pero, ¿qué sería la vida sin retos?

En esta ocasión me voy a centrar más en la historia en sí, aportando sensaciones sobre lugares, personajes y desarrollo argumental (todo sin nombres, para que podáis llegar vírgenes a la lectura). Hay que decir que Patrick Rothfuss tiene la trilogía de la Crónica del Asesino de Reyes escrita desde un principio, o al menos un borrador de la misma. Eso hace que la prosa no cambie de un tomo a otro, y que lo que nosotros leamos sean una versión depurada del borrador, centrándose más (las revisiones) en los arcos narrativos y en los personajes. Así pues, no voy a volver a ensalzar las bondades del estilo literario de este caballero de barba del medievo. Quien quiera saber más de este apartado y no haya leído la reseña anterior, aquí podrá encontrarla. Me quedó muy maja, debo añadir…

El Temor de un Hombre Sabio continua relatando las andanzas de Kvothe (narradas por él mismo); un peculiar personaje al que le persiguen las historias magnificadas de su vida y que decide contar la verdad. Arrancando desde donde se quedó, este tomo de más de 1.000 páginas (sí, más) continua narrando el aprendizaje de nuestro protagonista. Patrick Rothfuss, sabiamente, añade nuevas localizaciones a la historia. Nuevos personajes, situaciones y culturas que crearán como un microcosmos de historias independientes que se desarrollan bajo la tutela de la trama general. Historias que nos aclararán aspectos del personaje, que terminarán de moldearlo y que comenzarán a separar la ficción de la realidad en las historias narradas de él por las tabernas del mundo, de una manera más marcada que en el anterior volumen, pues al ir creciendo, los problemas serán mayores, al igual que las soluciones.

Todos los personajes del primer libro repetirán, y se añadirán algunos otros. De los viejos, algunos maduraran a la par que Kvothe, otros comenzaran a cobrar sentido, los hay que se volverán más enigmáticos y, como no podía ser de otra manera, sus enemigos no cejarán en hacerle la vida imposible, tanto nuevos como viejos. Al ir creciendo todos a la vez, las relaciones entre los personajes cobrarán más fuerza si cabe, temiendo en muchos casos reacciones airadas propias de hombres, y no de niños, y alguna que otra subida de todo (tanto amorosa como carnal) que atraparan al lector de una manera sublime.

Y hablando de atrapar: creí que solo me había pasado a mí, pero leyendo por ahí (una vez acabados los dos tomos) he descubierto que el 90% de la gente (sí, quizás exagere), cuando lee tanto El Nombre del Viento como El Temor de un Hombre Sabio regala gustosamente (en ocasiones sin darse cuenta) horas de sueño, devorando el libro como un buen zombi come carne fresca y sintiéndose mal en parte, pues al principio el lector se frota las manos: estos tochos me van a durar una eternidad. ¡Cómo me lo voy a pasar! Pero después, tras un día o un par de noches, viene la realidad: ¡Divina pareja! ¡Pero si me he ventilado la mitad! Entonces, el confiado lector decide ralentizar la lectura, y a los dos días se queda con cara de tonto y pensando: Que Thelu nos asista… ¿Desde cuándo leo tan rápido? Bueno, vale, confieso: no sé si los lectores de la Crónica del Asesino de Reyes piensan exactamente eso, pero desde luego que a mí me ha pasado, y por lo que he leído, no soy el único con ese problema (problema que se resuelve con una gustosa re-lectura, si me pedís mi opinión).

Si habéis leído El Nombre del Viento o mi reseña (vega, va, aquí la tenéis otra vez), podéis pensar que quizás, si el otro tenía +800 páginas y este tiene +1.000 páginas, es lícito pensar que El Temor de un Hombre Sabio está rellenado con paja para poder decir “¡Mirad cuantas páginas!”, pero no es así, no señor. Todas las páginas entretienen, aporta y se leen con una sonrisa en los labios (las partes buenas; en las malas se sufre un poquito). Al menos, así es como pienso yo.

Pero algo malo tendrá, ¿no? ¿Acaba abruptamente como el primero? Pues esta es una de las cosas que más me ha gustado. El Temor de un Hombre Sabio, aun siendo una historia inacabada, detiene la narración en un punto satisfactorio; un final feliz con el que estarías satisfecho si no fuese porque sabes que hay más, y gordo, y también porque no se puede obviar la trama general. Pero como digo, si se obvia ligeramente, el final de este tomo no te dejará tan mal sabor de boca como el primero, haciendo que la inevitable espera hasta el siguiente volumen no sea tan agónica. Ya no querrás matar a Patrick Rothfuss. Quizás darle una paliza sin lastimarle los dedos, pero al menos no matarlo.

Y nada más sin reventar datos suculentos. Para resumir: El Temor de un Hombre Sabio está a la altura de su predecesor, manteniendo el ritmo narrativo, la prosa directa, sencilla pero rica, los personajes variados pero definidos, el mundo nítido plagado de detalles propios de cada región y pueblo, y la producción en masa de ansia desmedida por querer leer “solo un capítulo más”. Solo espero que el final de la Crónica del Asesino de Reyes este a la altura de la saga (sin presión, Rothfuss) y que la legión de fans no tengamos que salir picota en manos a cazar al friki barbudo que decidió contar la historia de Kvothe el Sin Sangre…

Si has leído todo esto, ¡enhorabuena! Tu cantidad de tiempo libre es encomiable. Solo espero humildemente haber estado a la altura y haberte ayudado a decidir si leer o no El Temor de un Hombre Sabio, o si merece la pena atacar a la Crónica del Asesino de Reyes y no gastar el dinero en otros mundos inventados. O por lo menos hacerte pasar un buen rato, que carajo, que para eso estamos.

Saludos, viajeros, ¡¡y feliz lectura!!

TÍTULO: El Temor de un Hombre Sabio (The Wise Man’s Fear, 2011).

AUTOR: Patrick Rothfuss.

PÁGINAS: 1.200.

EDITORIAL: Plaza & Janés.

ISBN: 9788401352331.

12 comments

  1. Bien, bien, por lo que leo en tu crítica me puedo remangar para leer este segundo sin miedo a que me defraude después de leer el primero. En su día me “bebí” el primero, veo que no fui el único. Y efectivamente la explicación de la magia de El Nombre del Viento es tan creíble para las mentes no-mágicas-no-supersticiosas, como la mía, que alguna vez me sorprendí a mí mismo intentando los procedimientos de control de energía :-))

    Buena crítica, sigue así!

  2. Hola.
    Me he leído las dos reseñas que escribiste sobre los libros de Rothfuss, se que es un poco tarde pero aquí estoy para comentar.
    Es la primera reseña que me ha gustado, la mayoría tiene spoilers y esos es muy malo para quienes no han leído a Kvothe.
    Por otra parte lo que te pasaba cuando estabas leyendo la historia también me paso, no podía dejar de leer y muchas ocasiones me quede dormida con el libro en las manos y muy cierto al principio te dices “Maldición, este libro nunca lo terminare” luego te das cuenta que solo te faltan 100 paginas. Por ultimo, ¡Me encanta la manera en que Rothfuss escribe, es única!

    ¡Saludos!

    1. No te preocupes por el tiempo que se tarde en comentar, que aquí siempre estoy ojo avizor 😉

      Me uno a tu exclamación, una de las más justas jamás lanzada a los cuatro vientos. ¡Me encanta la manera en que Rothfuss escribe!

      ¡Saludos y que la fortuna te sonría!

  3. Me encanta este libro, me encanta Rothfuss y me encantan los libros que pesan entre una y dos toneladas. ¡Si es bueno, contra más largo, mejor! Es increíble cómo mantiene la atención de principio a fin. Cuando salió a la venta volví a leer El nombre del viento y a continuación leí El temor de un hombre sabio. La trama tiene tantísimos detalles que es imprescindible tener toda la historia muy fresca para no ir perdiendo detalles. ¡Qué ganas de que salga la tercera parte (¿Las puertas de piedra?) y leer los tres libros seguidos!
    Veo que escribes, Juanje, yo también. Si te aburres, visita mi blog. Está en clave de humor, no te asustes. http://alotroladodelasllamas.wordpress.com/
    Son mis aventuras para tratar de publicar una novela.

    1. ¡Coincido! Yo también me releí el primero cuando salió el segundo, y haré lo mismo cuando salga el tercero, que sí, ¡hay muchas ganas!

      Ahora mismo no puedo leer tu blog porque no tengo internet. Estoy tirando de el del móvil y, claro, va a pedales. Pero me lo apunto y lo bicheo en cuanto pueda, que todo lo que sea literatura nueva y primeriza es un placer de leer.

      Y un consejo para tus aspiraciones de poneletras: ¡perseverancia! Es el único truco que existe. ¡Mucha suerte! Estaré atento por si alguna vez puedo decir: “pues ella comentó en mi blog una vez” 😉

      ¡Saludos, viajera!

    1. 1º – ¡Claro que me acuerdo!

      2º – ¡Enhorabuena por la publicación de la novela! Admiro tu entereza a la hora de afrontar el mercado actual.

      3º – No te preocupes, que te incluyo en mi lista de “por leer”, aunque cuándo atacaré tu novela, es un misterio hasta para Iker. (Jiménez, no Casillas).

      4º – Admiro con asombro tu valentía. ¿De verdad quieres que te reseñe? ¿Has perdido el juicio? Mira que la piedad es algo que me perdí en la escuela. No me tiembla la mano si tengo que tirar por los suelos una obra, sea un libro mandado por una editorial gorda, sea la novela de una damisela. En fin, supongo que vivimos tiempos extraños…

      5º – ¡Gracias por comentar y acordarte de este pequeño rincón olvidado!

      1. Jajaja!!! Hombre, si no creyera en mi novela no la habría publicado, no quiero torturar a nadie con mis letras.
        De momento estoy muy contenta con las críticas y espero que te guste a ti también. Me arriesgaré a tu reseña!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s