“LA TORRE PROHIBIDA”, de Ángel Gutiérrez y David Zurdo.

La Torre Prohibida

¡¡Buenos días, viajeros espaciales!!

Amenazo y coacciono al tiempo para robarle unos minutos con los que poder escribir esta nueva feroz crítica, que ya iba tocando. En esta ocasión, el afortunado libro caído en mis manos es el ganador del último Premio Minotauro, uno de los más prestigiosos (si no el que más) dentro de la ciencia ficción española, y el de mayor dote (es lo que tiene tener detrás a un monstruo empresarial como el grupo Planeta). La penúltima edición resultó un chasco, al menos para este vuestro humilde Poneletras, y Ciudad sin Estrellas (aquí podéis leer mi reseña) resultó ser un libro que quedaba bien lejos de la calidad que se le presupone al prestigioso galardón. Así pues, ¿ha conseguido Minotauro encontrar una obra que haga justicia al género? Sí y no. Si quieres la versión extendida de la respuesta, tendrás que pasar, viajero.

Lo primero que hay que decir es que lo de Minotauro, con La Torre Prohibida, se curaron en salud. ¿En qué sentido? Pues en el sentido de que apostaron por la novela de unos escritores que llevan a sus espaldas varios (muchos) libros editados y que, además, escribieron una novela más de misterio que de ciencia ficción. Así, la calidad de la novela cumpliría con los mínimos de claidad exigibles, y sobradamente, y sabrían que el estilo de estos escritores ya había agradado al público decepcionado por la edición anterior del certamen. Pero Poneletras… el premio Minotauro funciona con seudónimos. Hasta que no se elige la obra ganadora, no se develan los autores. ¿Cómo van a elegir a un autor o a otro? Estás “fumao”… Envidio tu fe en la integridad del mundo, pero te aseguro que un premio de esta cuantía, prestigio y peso editorial está más que estudiado de antemano. Todo lo que no fuese así, sería un tremendo shock para mi persona. Y ojo, que no me quejo. Me parece lícito que lo hagan y comprensible. Otra cosa es el tino con el que elijan a uno u otro autor y libro.

Entonces, ¿esta novela está a la altura del premio? No, pero personal. Para mí, la novela ganadora del Premio Minotauro debería ser de mayor calidad, ya no literaria, pues La Torre Prohibida está escrita de manera muy sobria, eficiente y cuidada, pero sí argumental. Y me explico. Creo que La Torre Prohibida es predecible en su final. Pero OJO, que esta opinión tiene trampa. Afirmo tal cosa porque desde un principio pensé que era eso lo que estaba pasando, por lo que desde un principio, Ángel Gutiérrez y David Zurdo no pudieron sorprenderme en demasía. Si mi teoría hubiese sido otra, el final hubiese cobrado una mayor relevancia y hubiese calado en mi interior con mayor fuerza y sorpresa. Con esto quiero decir que no es que sea malo, sino que a mí no me sorprendió porque decidí aferrarme desde un principio a la teoría correcta. Si tú, querido lector, desarrollas una teoría alejada de la verdad y te aferras a ella sin cambiar de opinión, como muchas veces pasa durante la lectura de un libro, el final es posible que te sorprenda y te agrade de forma muy satisfactoria. Al menos así lo creo.

La prosa, como he dicho con anterioridad, está cuidada y es, si me permitís la palabra, robusta; se notan las miles de páginas que estos escritores llevan en los veinte dedos con los que crean sus historias. La Torra Prohibida está dividida en dos tiempos de un mismo camino. Así pues, leeremos un capítulo en un tiempo concreto, el siguiente en el otro tiempo, de nuevo al primero y así toda la novela. De esta forma, desde la primera página se plantean misterios que resolver y detalles que unir. Es este aspecto, el libra satisface sobradamente, pues desde el principio tendremos la sensación de ir en un frenético viaje sin reposo, incluso teniendo claro el final, como en mi caso, y la lectura será ávida y ligera, lo que se agradece para no entorpecer el pasar de las páginas.

Así pues, La Torre Prohibida de Ángel Gutiérrez y David Zurdo es una novela de misterio más que de ciencia ficción, donde por medio de dos tiempos diferentes de una misma persona descubriremos cada vez más interrogantes que desembocarán en un final que, en mi caso, fue predecible, aunque por coincidencia, no porque el libro esté escrito de forma predecible. Y aun así, intuyendo el final, la lectura me ha resultado amena, con la suficiente pizca de avidez y satisfactoria en cuanto a calidad de la misma. Para que La Torre Prohibida me hubiese resultado una excelente novela, me faltan sorpresas, giros impensables basados en la lógica. Pero así es el mundo de la lectura: a veces tejes complejas teorías que nada tienen que ver con lo que estás leyendo, y en otras ocasiones, la primera idea que se te viene a la cabeza es la buena. Con todo esto, recomiendo la lectura de La Torre Prohibida, aunque sólo sea para descubrir a estos autores que prometen mucho con sus obras pasadas (algunas traducidas a varios idiomas).

Saludos, viajeros espaciales. Espero que mis palabras os hayan servido de ligera guía. Sed felices, difundid mi palabra si os place y, por favor, ¡disfrutad con la lectura! Y si vives en el hemisferio norte, echa por la sombra, pardiez, ¡que el calor aprieta!

TÍTULO: La Torre Prohibida, 2012.

AUTORES: Ángel Gutiérrez y David Zurdo.

PÁGINAS: 344.

EDITORIAL: Minotauro.

ISBN: 9788445000137.

6 comments

  1. En el foro en el q participó se creo cierta polémica porque de verdad. Ciudad sin Estrellas, me pareció un pedazo de mierda muy grande. Y lo dije así sin tapujos ni paños calientes en especial porque si una novela ha ganado un prestigioso premio y uno lee una “cosa” como Ciudad sin estrellas (el libro lo compró mi hermano menos mal) PUEDE Y DEBE decir sin eufemismo su parecer. Desde entonces este premio tiene la misma credibilidad que uno de pintura dado por la Once.

    1. Sí, Ciudad sin Estrellas fue una gran decepción, pero los extremos nunca son buenos. No puedes juzgar a un premio y a las obras que se mandan anualmente a él por un año dónde la calidad no fue buena o la elección del ganador desacertada.

      Este libro sí está más acorde con lo que debe ser el premio, aunque la verdad es que me niego a creer que no haya más calidad en este país (excepto en el del año que viene, que si no pasa nada me presentaré jejeje).

      ¡Saludos!

    2. ¡Pues que razon tienes! no es mala es PEOR, como una editoril de este prestigio puede lanzar una obra tan mierda………

      1. Bueno, bueno. Tampoco creo que haya que ser tan extremista, Julia. Es una literatura… no sé… como de “consumo rápido”. Seguro que tiene su público fiel. Además, estos escritores llevan muchos libros a sus espaldas, así que algo tendrán (no he leído nada más de ellos).

        De todos modos, ¡gracias por comentar! Un placer verte por este rinconcito de internet. ¡Saludos!

  2. De esta pareja leí La Señal. Creo que saben echar las cantidades justas de cada cosa para cocinar un best-seller. Muchas veces me había preguntado por qué esta habilidad que tienen tantos escritores anglos no la tienen los nuestros, pero desde luego Angel y David, al menos en La Señal, supieron seguir el camino a la perfección.

    Es como la pelis de Hollywood frente al cine de autor, en el peor de los casos si no te impacta el argumento o los personajes por lo menos te diviertes con las explosiones 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s