“JOYLAND”, de Stephen King.

Joyland

¡¡Buenas noches, viajeros espaciales!!

Tras leer la fantástica novela del primogénito (aquí mi reseña, para despistados), no pude resistirme a leer el último trabajo del progenitor. Me refiero a Joyland, de Stephen King; un nuevo viaje a la turbada mente del que será uno de los escritores más eternos; un viaje rodeado de farándula, encajado en un parque de atracciones. La cuestión es: ¿sigue estando a la altura? ¿Tiene que ver, como casi toda su obra, con el universo de La Torre Oscura (aquí mi reseña, para más despistados aún). Pues veámoslo, ¿os parece?

Voy a soltar obviedades. Joyland es un libro de Stephen King, y lo es en el sentido de que, al leerlo, es casi imposible pensar en que otro autor lo hubiera podido escribir. Tiene su sello, su forma de narrar, su tipo de historia que contar… Vamos, que todavía sigue el propio King aporreando el teclado todo los días en vez de tener a un escritor fantasma. Y eso se nota. Y es bueno, pues ya he comentado aquí en todas las ocasiones que la prosa de Stephen King es precisa, sencilla y cautivadora, sin excesivos alardes pero cargada de imágenes; no por nada, casi todo lo que escribe acaba en la gran y pequeña pantalla (¿conocéis la serie Under The Dome, basada en su libro La Cúpula (aquí no está mi reseña, que me he dado cuenta que no la hice; tengo que ponerme con ella)? Se estrenó a principios de semana en EEUU y, la verdad, está muy bien hecha).

Así que, una vez superado el trámite de la prosa, ¿qué tal la historia? Pues la historia es, también, muy de Stephen King. Pequeñas personas de lugares tranquilos enfrentadas a extraños sucesos y violencia humana. Stephen King, vamos. Aun así, y aquí viene el único fallo del libro, he de decir que carece de fuerza suficiente. No el libro, si no la historia. Sé que es en parte contradictorio, pero así opino yo. Da gusto leer Joyland, y por momentos lloras o se te erizan los pelos de la nuca, pero parte de la historia (que no entera, se me ha olvidado de decir) parece que flojea. Y flojea porque Stephen King nos crea la necesidad de ver qué ocurre con esa parte de la trama, pero a la hora de resolverla, pasa por ella de puntillas, casi sin darse uno cuenta, oculta bajo otros menesteres que, en ese momento, son más interesantes, y además falta de explicación. Por este punto, creo que Joyland es una obra incompleta. ¿Quizás una segunda parte? No lo sé. Quizás. Pero no lo parece.

Has dicho que veríamos si tiene relación o no con La Torre Oscura, y yo soy fan fanático de La Torre Oscura. Así que dime de una maldita vez, Poneletras. ¿Hay Torre Oscura? Entiendo tu ansia, pero no, querido lector viajero de la nave Tierra, Joyland no tiene nada que ver con La Torre Oscura. Quizás esté ubicada en el mismo universo (creo que todo lo de King lo está), pero, que yo haya visto, no hay nada que se pueda relacionar, aunque sea lejanamente, con La Torre Oscura. Joyland es un libro independiente. Y bueno, salvo por el problema mencionado anteriormente.

Sólo un apunte más: Joyland, ubicado en un parque de atracciones, es el libro de Stephen King que más se comporta como una montaña rusa, y estoy seguro de que no por casualidad. Hay pasajes alegres que en seguida se tornan oscuros para pasar sin darnos cuenta a otra emoción que retornará en breve a la alegría que llevará a… Bueno, y etcétera, etcétera.

Así pues, Joyland, de Stephen King, es un buen libro que, en una de sus partes, puede quedar incompleto, o insatisfecho, pero que no deja de ser una obra a analizar ya que, temática a aparte, consigue sacar a relucir emociones como casi ningún autor. Un prosa muy precisa en sus intenciones, visual como siempre y que te lleva por las páginas del libro a una velocidad de vértigo. Un libro que, con sus defectos, es muy difícil dejar de leer. Quizás peco de debilidad hacia Stephen King, pero todo esto es lo que Joyland me ha generado. Y por eso lo comparto.

Espero que mis palabras sirvan de guía, viajero, pero nunca de imposición. Lee si te apetece, juzga por ti mismo y, si te place, entra en los comentarios para anunciar lo equivocado que estoy.

¡¡Sed felices, viajeros!!

Joyland

TÍTULO: Joyland, 2013.

AUTOR: Stephen King.

PÁGINAS: 304.

EDITORIAL: Random.

ISBN: 9788415725084.

6 comments

  1. me gusto mucho sobre todo el final me sorprendió . sospechaba de cualquiera menos de . . .
    libro 100% recomendado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s