“LAS PRUEBAS”, de James Dashner.

Las Pruebas

¡¡Buenos días, viajeros espaciales!!

Continuamos con las reseñas de esta saga de literatura juvenil de aspiraciones adultas. Aquí pudisteis disfrutar de mis desvaríos acerca de la primera parte de The Maze Runner. Y en las siguientes líneas y párrafos tendréis la oportunidad de comprobar, siempre desde mi humilde punto de vista, si Las Pruebas, segundo libro de la trilogía, está a la altura del primero, por encima, por debajo, cambia el registro, añade cosas, lía tramas, etcétera. Así que acompañadme. No será más que un momento, y seguro que mis palabras os sirven de guía a la hora de comprar o no The Maze Runner.

Las Pruebas, de James Dashner, continua la historia de The Maze Runner en el lugar exacto donde se quedó el anterior volumen. Y continua de manera que si leemos ambos en un mismo volumen, no notaríamos cambio alguno. Esto, en cuanto a narración, porque lo que es en cuanto a historia sí que hay cambios. Y es que Las Pruebas, aun siendo continuista, es un libro que bebe directamente de un género diferente de la ciencia ficción. Diferente respecto al primer libro de la saga, me refiero. Así pues, James Dashner cambia el escenario, los peligros, añade actores y cuenta un poco de la historia. Con todo esto, se podría decir que Las Pruebas es mejor que El Corredor del Laberinto, ¿no? Pues no.

Las Pruebas sufre varios problemas. El primero: sigue siendo un libro enfocado a un público juvenil y con aspiraciones (ya cumplidas) de ser adaptado al cine. Y eso se nota. Quizás no en detalles concretos, pero sí que se nota. El segundo fallo puede estar en el diseño de la historia a la hora de meter información. Me explico. James Dashner decidió contar x cantidad de información en este segundo volumen. Bien. Pero centró toda esa información en puntos determinados y separados entre si. Así pues, tenemos partes que aclaran en cierta medida todos los misterios planteados en las páginas anteriores, lo que es bueno, pero que se quedan a medias, haciendo que las partes intercaladas de… digamos acción lleguen a ser en parte repetitivas. No en el sentido de que siempre pasa lo mismo, pero sí repetitivas porque no dejan de ser problemas que se plantean de aparente sinsentido y que machacan como un martillo pilón.

Voy a ver si puedo resumir brevemente el segundo posible problema: hay una gran desproporción entre lo explicado, y lo que implica, y lo que ocurre, percibiéndose mucho de esto último como actos gratuitos innecesarios. Que la historia de Las Pruebas sea “ahora esto, y luego esto, y esto, y esto” y que no tengan los hechos justificaciones claras es un error. Menos problemas pero más continuidad hubiera estado mucho mejor. Eso piensa el Poneletras sentado cómodamente en su trono.

¿Más problemas que puede tener Las Pruebas, de James Dashner? Pues quizás la falta de empatía con personajes. Llevamos ya muchas páginas, y ni con los protagonistas conseguimos crear ese vínculo tan intenso que la buena literatura crea. Lo que me lleva a otro problema que debo comentar antes de que se me olvide. Al tratarse de literatura juvenil, ya sabemos lo que vamos a encontrarnos, ¿verdad? Correcto. Amor. Pero no amor del bonico, sino amor palomitero y, como buena saga juvenil, a tres bandas; la lucha de dos por el protagonista es la regla número uno de este tipo de literatura.

Anda, ¿que queréis más fallos? Pues a ver… Sí, creo que tengo otro. Las Pruebas, aun cambiando de etiqueta dentro de la ciencia ficción, aun ampliando el escenario y los personajes, y en parte por lo que he dicho antes de la explicación y la acción, no deja de ser una copia del primer volumen de la saga. Sigue planteando el mismo volumen de preguntas, aunque algunas son nuevas, y termina de manera muy similar. Es casi como si nos estuviesen vendiendo el mismo libro vestido con otros párrafos.

Entonces, ¿no tiene nada bueno? En realidad sí. Las Pruebas, de James Dashner, aun con todo su potencial desperdiciado, no deja de ser un buen libro de ciencia ficción que mantiene un buen nivel de interés en la historia. Se sigue notando en cada párrafo qué estamos leyendo, seguro, pero el global, hasta el momento, se está salvando, en cierta medida. Siento no poder ser más concreto, pero entraríamos en el campo de los spoilers y bien sabéis lo que opino de ellos.

Y que sirva el párrafo anterior como resumen final, aunque aquí va un resumen del resumen: continuación ligeramente por debajo del original que repite fórmula, planteando más preguntas sin apenas responder ninguna, y todo en un nuevo escenario con incluso nuevos actores; un conjunto desaprovechado que está escrito para lo que está escrito.

Veremos a ver qué me dice el tercer y último volumen de la saga cuando le hinque el diente (aunque antes tengo que hacerme con él). Poca fe tengo, he de admitirlo, pero quien sabe; la literatura es famosa por las sorpresas que genera… positivas o negativas, pero sorpresas.

He dicho.

Las Pruebas

TÍTULO: Las Pruebas (The Scorch Trials, 2010).

AUTOR: James Dashner.

PÁGINAS: 496.

EDITORIAL: Nocturna Ediciones.

ISBN: 9788493920005.

3 comments

  1. Es muy buena la trilogía!
    tengo dudas de como va a quedar la pelicula.

    y… no te puedo espoilear por que esta reseña es del 2do libro, pero lejos. mi personaje favorito es Minho! ❤

    1. ¡Grascias por comentar, konneko!

      No me haces spoiler porque ya me he leído el tercer volumen; estoy pendiente de redactar la reseña (que profesional suena para lo que es…). Confiemos en las películas, aunque supongo que intentarán hacer un intento de Crepúsculo. Ojalá me equivoque, pero…

      ¡Vuelve cuando quieras! Entrada gratuita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s