“MERCADERES DEL ESPACIO”, de Frederik Pohl y Cyril Kornbluth.

Mercaderes del Espacio

¡¡Buenos días, viajeros espaciales!!

Aquí me hallo de nuevo haciendo un homenaje a un grande de las letras reclamado por el más allá. En esta ocasión se trata de Frederik Pohl, un mítico en la ciencia ficción que aportó al género la visión compleja de un futuro difícil de imaginar para su época, donde ni siquiera la Guerra Fría había puesto el pie en la Luna. Así que sigue leyendo si quieres saber más de esta novela, como se repartieron el trabajo Frederik Pohl y Cyril Kornbluth y si realmente es tan buena como se ha estado repitiendo a lo largo del tiempo.

Antes de nada, el reparto de trabajo. Siempre según la Wikipedia, Frederik Pohl creó, tras varios intentos fallidos, esta historia de ciencia ficción basada en el mundo de la publicidad. Sí, Mercaderes del Espacio habla de la publicidad. Publicidad en el futuro. ¿Qué venden? El espacio. Pero hablaremos más adelante de esto. Como decía, Frederik Pohl tenía escritas veinte mil palabras del manuscrito, pero no estaba completamente convencido de la calidad de la historia. Entonces llegó su amigo Cyril Kornbluth y se ofreció a revisarlo. Lo hizo, añadió partes de la trama y escribió otras veinte mil palabras. El resultado gustó a Frederik, así que juntos terminaron el libro. El resultado de todo esto, Mercaderes del Espacio, una de las mejores novelas de ciencia ficción en muchos aspectos.

He dicho que Mercaderes del Espacio habla de la publicidad. Sabéis que no soy fan de los spoilers, pero es necesario mencionar un par de cosas para comprender la visión de la obra en el contexto de su época. Mercaderes del Espacio se escribió en 1952 como serial, muy típico de la época, convirtiéndose en novela en 1953. Así que pon en perspectiva los datos de la época, lo que se sabía del espacio, y con eso pregúntate: ¿qué vendían los publicistas de la novela? Venus. En Mercaderes del Espacio se comienza a planear la colonización del planeta, pues la Tierra, entre otras cosas, está falta de materiales. Obviamente, todo esto lo trabajan empresas de publicidad que funcionan como metanacionales.

Y es que Mercaderes del Espacio es una distopía donde los opresores son las empresas de publicidad que rigen el destino de los consumidores, las castas sociales y, como ahora y siempre, se disputan los trozos del pastel con ferocidad y, en ocasiones y en esta novela, un humor negro e ironía de una certeza exquisita. Porque lo he dicho antes y lo repito ahora: la visión de futuro de gente como Frederik Pohl y Cyril Kornbluth es envidiable. Debido al escaso desarrollo tecnológico y el lento avance de la sociedad, comparado con el día de hoy, los escritores de ciencia ficción tenían una libertad de imaginación ilimitada. Y aterradoramente veraz. Es imposible leer Mercaderes del Espacio y no pensar en empresas como Google. Pero sigamos con la novela, que me desvío a debates paralelos.

Mercaderes del Espacio se lee con gusto y con facilidad. No se notan en absoluto las partes de uno y otro escritor, y es que el manuscrito final fue repasado de cabo a rabo por Frederik Pohl para darle continuidad. La prosa es sencilla, simplemente narrativa, y enfoca toda la atención en la historia, como debe ser, la cuál, en este caso, es suficientemente atrayente como para no importar lo más mínimo si está contada con más arte o menos. Aunque arte, obviamente, no le falta a Pohl.

Giros suficientes, sorprendentes y coherentes. Final satisfactorio y miles de moralejas y críticas a la sociedad por venir (para Frederik Pohl). Adivinaciones certeras. Todo esto y mucho más es lo que ofrece Mercaderes del Espacio, de Frederik Pohl y Cyril Kornbluth. Hay una segunda parte escrita en solitario por Pohl y editada en los ochenta, pero hablaremos otro día de ella. De momento basta decir que si te gusta la ciencia ficción, no puedes no leerla. Y si no te gusta, tienes que leerla. En esta obra, la ciencia ficción está muy presente, pero es un mero vehículo, como en todas las distopías, para criticar el sistema de consumo del mundo moderno y denunciar las castas sociales que tan alegremente estamos permitiendo.

Si no ha quedado claro, lo repito. Mercaderes del Espacio tiene que ser leído. No es uno de los fundamentales de la literatura por casualidad. Es una gran obra imaginativa, sátira y crítica, y mucho de lo escrito se puede aplicar al mundo en el que vivimos. Y eso, después de haber pasado más de cincuenta años desde la concepción de la obra.

¿Ha quedado claro? Pues eso.

Mercaderes del Espacio

TÍTULO: Mercaderes del Espacio (The Space Merchants, 1952).

AUTOR: Frederik Pohl y Cyril Kornbluth.

PÁGINAS: 250.

EDITORIAL: Minotauro.

ISBN: 9788445076958 (tapa dura) – 9788445073797 (bolsillo).

3 comments

  1. Después de esta crítica tan positiva ya sabes que tendré que leerlo, ahora dime que lo tienes en papel….

    1. Recuerdo que mi hermano lo tenía por algún lado, pero no sé. Preguntaré. Aun así, lo busco en las ferias de Madrid y te lo compro, hombre. Me pagas unas cañas y listo. ¡¡Gracias por pasarte!!

      Aviso a viajeros: El Secuestrador de Libros es amigo íntimo. No vayáis todos a lanzaros para que os compre libros jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s