“EL ABRAZO DEL MONSTRUO”, de Félix J. Palma.

El Abrazo del Monstruo, de Félix J. Palma

¡Buenas tardes, viajeros espaciales!

Tengo un problema con esta reseña. Varios, de hecho. El primero es que hacía mucho tiempo que no leía. El trabajo y el tener que aporrear el teclado para seguir respirando (cosas que tenemos los que nos consideramos escritores) han absorbido demasiadas horas de mi vida, aunque creo que he conseguido invocar al equilibrio y estabilizarlo. El segundo problema, que Félix J. Palma es, desde que descubrí su Trilogía Victoriana, uno de mis autores favoritos, y las lecturas con expectativas son de lo peorcito que se puede hacer. ¿Cómo estar a la altura de ellas? El tercer y último problema, el género. La novela policíaca nunca me ha llamado la atención. Y aquí estoy, retomando la lectura tras meses inactivo con la última novela de Félix J. Palma, que ha decidido escribir sobre crímenes. ¿Cómo he vivido la mezcla? Veamos.

DE LA CIENCIA FICCIÓN A LAS ARMAS

Esto es lo primero que hay que tener claro al atacar El Abrazo del Monstruo, que es una novela negra, muy alejada del estilo desplegado en la Trilogía Victoriana que ha hecho de Félix J. Palma uno de los escritores a tener en cuenta para la posteridad. Y eso genera dos preguntas: ¿cómo se desenvolverá el autor? ¿Y qué demonios se le ha pasado por la cabeza para cambiar tan radicalmente de género? A lo primero, respondo ya: Félix J. Palma ha puesto el mismo mimo a los detalles de la trama en esta historia cruda que el que puso con la epopeya/homenaje a George Wells. Se desenvuelve con soltura, metiéndote de lleno en la historia y llevándote de la mano por las casi ochocientas páginas del libro (¡¡qué burrada!!) haciéndote pensar una cosa ahora, otra después. Porque Félix J. Palma es listo, muy listo, y cuidadoso, hasta la extenuación, y el jodio es capaz de plasmarlo en la novela. A lo segundo, a qué se le ha pasado por la cabeza para cambiar de género, tengo mi teoría (que tampoco es que sea muy original): Félix es, ante todo, escritor. Y como escritor, es incapaz de encerrarse en un género. Casi me imagino que su peor pesadilla es crear un personaje con el que tenga que vivir el resto de sus días, como Arthur con Holmes. De ahí que esta novela sea negra. Porque es la siguiente historia que quería contar. Punto. Sin etiquetas. Y si la siguiente se titula Mi Pequeño Poni va la Escuela, lo será porque le sale de un pie, no porque crea que va a ganar más dinero o Disney vaya a hacer una serie de animación con la voz de Emma Stone.

DE STIEG LARSSON A STEPHEN KING

Porque otra cosa que hay que decir de El Abrazo del Monstruo es que sí, es una novela de policías y ladrones, pero no de buenos y malos. Porque también es de misterio metafísico, una especie de ensayo de los miedos humanos, al tiempo que tiene mucho de pesadilla, como el mundo en el que tiene que vivir Stephen King, más corpóreo allá donde habitan los monstruos que aquí donde viven los humanos. Y esa mezcla de géneros convierten a El Abrazo del Monstruo en un monstruo, uno que por momentos te desgarra al tiempo que te coge por el cuello y te obliga a no despegar los ojos de las páginas, queriendo pasar una más, incluso aunque al hacerlo te cortes con la hoja y sangres, que es casi lo que esperas que pase. Porque El Abrazo del Monstruo es una novela cruda, como he dicho, sin buenos ni malos, sino personas, cada una de ellas con sus mosntruos y demonios. No es que nada sea lo que parece, sino que todo es demasiado real. Y como en la vida misma, todo cambia en una frase, en un recuerdo, en un acto. ¿Ochocientas páginas de sufrimiento? Más bien ochocientas páginas de vida sin maquillar.

CUANDO A LAS HORAS, LAS MANOS DUELEN

Eso es lo que pasa cuando lees un libro con tal extensión. Y los libros gordos pueden tener problemas, pero en el caso de El Abrazo del Monstruo no es así. El libro es como debe ser. No se puede contar menos, ni hay necesidad de añadir más. Es ese aspecto, y en contra de la percepción inicial (¡¡menudo tocho me ha metido el Félix!!), el libro es perfecto. No hay partes que sobren ni que falten. Para entender bien lo que está pasando, desde el punto de vista humano, necesitas las ochocientas páginas. No queda otra si quieres entender a los personajes.

CUANDO EL RESEÑADOR SE ENROCA

Porque eso es lo que me está pasando, que me estoy yendo por las ramas. Así que vamos al lío, a la esencia de lo que debe ser una reseña.

¿Qué tal El Abrazo del Monstruo, de Félix J. Palma?

Es una gran novela negra que bebe de terrores y reflexiones para hablar de lo humano. Los personajes son buenos, incluso teniendo en cuenta las limitaciones del género (tiene que haber un crimen, un héroe, un antihéroe, etcétera), y no hay buenos ni malos, sino gente con motivaciones diferentes y más o menos escrúpulos. La prosa es sencilla y resbaladiza, de esa que empuja a los ojos a beber párrafos como si estuvieses en una maratón que tiene la línea de meta en el último punto de la última página.

¿Entonces es todo bueno?

Supongo que no, que podría ponerme puntilloso. Por ejemplo, con dos cosas, que son más provocadas por mis circunstancias y desequilibrios mentales que por que sean hechos irrefutables. A saber: las primeras páginas (pocas) me parecieron lentas de más, con información menos relevante que bien se podía haber contado intercalada en forma de reflexión del narrador; la parte final, sólo las últimas páginas, pierden fuerza. Esto último no es culpa de Félix J. Palma, sino del género, que viene con unas pautas inherentes que puedes pincelar a tu gusto, pero no saltar. Por eso, una vez desvelado el cómo y el por qué, el resultado es inevitable. Y esto me ha pasado con todas las novelas del estilo que he leído, así que tampoco lo veo como algo malo.

En definitiva, El Abrazo del Monstruo es una gran obra de ingeniería inversa, y no sólo en el aspecto del crimen, sino de las mentes que pueblan las casi ochocientas páginas. Una gran labor por parte de Félix J. Palma y su equipo (porque este monstruo requiere de muchos ojos nuevos que afinen y corrijan), que han montado y cuadrado una ingente cantidad de información de forma magistral . Una novela que, aun siendo de un estilo que no me va mucho, me ha tenido enganchado y emocionado, a la par que aterrado. Una historia cruda y realista (debido precisamente a la crudeza expuesta, como es la vida) que merece la pena ser leída.

Ahora, sólo queda por saber: ¿qué vas a escribir ahora, Félix? Yo solo aviso que si salen ponis, quiero mi parte.

Y nada más, queridos viajeros espaciales. ¡Feliz lectura! Y no os asustéis de los monstruos. Cuando los entendéis, no son más que apéndices de nuestro ser con los que hay que vivir.

El Abrazo del Monstruo, de Félix J. Palma

TÍTULO: El Abrazo del Monstruo, 2019.

AUTOR: Félix J. Palma.

PAGINAS: 736.

EDITORIAL: Destino.

ISBN: 9788423354894.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s