Escritores

Libros y cine: amor eterno.

Fray Futurama

¡Buenos días, viajeros espaciales!

Amor eterno, sí, como el de un padre a un hijo. Porque es de la celulosa (papel) de donde se obtiene el celuloide (película). Y si nos ponemos mas específicos, sin la literatura, el cine, quizás, y sólo quizás, habría tardado más en desarrollarse, pues fueron las primeras adaptaciones literarias a la gran pantalla (encabezadas por el blockbuster de la época Lo que el Viento se Llevó, entre otras muchas más) las que comenzaron a traer al público a las salas de forma masiva, creando una industria que pasaba de historias creativas en aras del espectáculo visual a metrajes largos cargados de profundidad literaria. Incluso obras como La Guerra de los Mundos ayudaron a generar un movimiento de cine espectáculo que respetaba el espíritu de una obra escrita (no ya de la que estaba basada, sino de la literatura en general). Pero me estoy extendiendo demasiado. Y es que quien me siga desde hace tiempo ya sabe que soy apasionado del cine, mucho, y que si el día tuviese más horas, tendría mi blog de Ponepelis. Pero centrémonos.

En esta entrada hablaré de las obras literarias adaptadas al cine con ayuda robada de otras webs. Y todo por una infografía (en inglés) que me encontré en la web Uvejota sobre escritores vivos más adaptados al cine. No es ninguna sorpresa el ganador, ¿verdad? Ya os lo dije en este post:

(más…)