Novela negra

“PERSECUCIÓN MORTAL”, de Elmore Leonard.

Persecución Mortal

¡¡Buenas tardes, viajeros espaciales!!

Sí, sigo vivo, aunque no lo parezca. El problema es que cada vez tengo menos tiempo para las reseñas. Y bendito problema, porque eso significa más trabajo para mí. Pero eso, lo de mi trabajo y mi vida, os importará un pimiento frito, así que vamos al lío. ¿Por qué Elmore Leonard? Porque este escritor estadounidense tuvo un duelo con la Parca; ganó esta última, como siempre. Y qué mejor homenaje que leer y disfrutar del legado que Elmore ha tenido a bien a dejarnos. Podría haber elegido uno de sus famosos westerns que le lanzaron a la fama, pero me he quedado con su segunda etapa, la policial/criminal. Y de esos libros, me he agenciado Persecución Mortal. Y lo que me ha parecido, lo podéis leer a continuación.

(más…)

“DEJA EN PAZ AL DIABLO”, de John Verdon.

Deja en Paz al Diablo

¡¡Buenos días, viajeros espaciales!!

Retruecanos, Poneletras… ¿Otra vez por aquí? Pues sí, otra vez por aquí, querido lector. Acelero de forma momentánea mi ritmo de actualización para ofreceros la reseña de la tercera y hasta ahora último novela de John Verdon, todas con David Gurney como protagonista. El motivo es, obviamente, que me lo he leído. Eso de por sí ya nos indica que la lectura es fluida e interesante. Ahora, ¿está Deja en Paz al Diablo a la altura de la obra de Verdon que, hasta este momento, ha sido creciente? No, pero con matices. Vayamos a echarle una visita a los matices esos que pueden salvar la obra.

(más…)

“NO ABRAS LOS OJOS”, de John Verdon.

No abras los ojos

¡¡Buenos días, viajeros espaciales!!

Pronto vuelvo a vuestras pantallas para hablaros de otro libro del escritor estadounidense John Verdon. En este caso, su segunda novela. De nuevo negra; de nuevo con Gurney como protagonista (es muy típico eso de crear tu detective fetiche al escribir género policíaco). ¿Y qué tal?, os estaréis preguntando. Pues bien. En parte. Es decir: bien para mí; mal para mi cuerpo, que durmió poco en días claves. Joe, Poneletras. ¿De qué demonios fritos estás hablando? Ya, perdonad. Es que no estoy yo muy fino hoy. Intentaré explicarlo mejor tras el salto.

(más…)